Iniciacion en la magia

iniciacion en la magia

Una iniciacion en la magia o despertar de nuestras facultades psíquicas nunca se obtendrá a través de extrañas o complejas iniciaciones. Este desarrollo espiritual no funciona así.

Una iniciación es recibir un conocimiento tradicional, ahora bien (vuelvo a repetir) para recibir ese conocimiento no significa que vayamos a realizar ceremonias secretas ni extrañas ni nada de esas tonterías.

En este campo hay que andar un poco con los pies de plomo, dichas promesas son falsas. Sus consecuencias serán siempre negativas para nosotros. Un desembolso económico importante y por otro lado una confusión mental importante, así como una llegada pronunciada a una depresión y trastornos mentales más o menos notables.

Una iniciación se obtiene a través de estudio y la práctica diaria. Así mismo, es muy aconsejable tener una actitud mental positiva, abierta y fresca. De nada servirán las obsesiones y la desesperación, pues lo único que conseguiremos será un retraso general en nuestro avance en el mundo espiritual.

No sería justo por mi parte llegar afirmar que una iniciacion en la magia se obtendrá en un espacio de tiempo corto o que su camino será fácil y llano. Rotundamente no, todo lo contrario. El camino iniciático será largo, costoso y difícil. Todo debe ser ganado a pulso. Aproximadamente el tiempo en rozar una iniciación suele estar en unos 3 o 5 años. En dicha andadura nos encontraremos con todo tipo de obstáculos, pruebas de nuestra fe y perseverancia.

Todo tiene que ser ganado, nada se nos dará a cambio de nada. El camino no será fácil.

Después de meditar en qué tipo de tradición o especialidad deseamos desarrollarnos, efectuaremos el primer paso; el de comprometerse con dicha tradición y el inicio de nuestro camino espiritual y mágico. La andadura siempre deberá ser discreta, silenciosa y secreta. No es aconsejable y mucho menos presumir de lo que llevamos a cabo.

El auténtico iniciado (y mucho menos Mago) jamás lo dice ni presume de ello. Todo lo contrario, es un ser discreto, silencioso y reservado. Viven alejados de la ciudad, de la gente… Viven en silencio, a las afueras de las urbes, recogidos en el silencio y en la discreción. Esa es la auténtica forma de vida de un Mago o Adepto mayor.

Como ya he comentado anteriormente, llegar a ser iniciado no resulta tarea fácil. Es muy importante llevar siempre una buena actitud y comportamiento armonioso y feliz durante tu iniciacion en la magia y durante tu vida.

Debido al frenético ritmo de vida de nuestra sociedad actual puede resultar un poco difícil, comprendo esa situación, pero vuelvo a repetir, nada será fácil en este mundo. Hay que esforzarse y trabajar. Debemos empezar por realizar rituales simples y fáciles de ejecutar, donde no existan riesgos para el estudiante.

Cuando se llega al dominio de tales prácticas, pasaremos (automáticamente) a otro grado superior….Todo será paso a paso, sin nervios, ni ansiedad.

Es nuestro deber y compromiso conocer perfectamente la tradición lunar, solar, las influencias planetarias, los arcángeles, etc… El dominio y la maestría del conocimiento se obtendrá con el tiempo. A su debido tiempo. No tenga prisa en la obtención de “poderes “.

Respire profundamente, tómese su tiempo y dedique el tiempo que usted crea necesario al estudio de las artes mágicas.

No dude que su hora y despertar espiritual llegará, pero no interesa obsesionarse con ello. No quiera realizar según qué tipo de ceremonias llevando poco tiempo en el campo, o de efectuar alguna operación compleja o algo peligrosa. El riesgo es bastante alto. Desconfiar de ciertas iniciaciones o prácticas extrañas y sospechosas donde bastante a menudo interviene el derramamiento de sangre animal, dichos personajes no saben lo que están haciendo, ni mucho menos de las energías tremendas que están moviendo.

A menudo he oído decir o incluso afirmar que cierta entidad baja y te entrega poderes.

Totalmente falso, ni suele bajar ninguna entidad y mucho menos nos van a entregar ningún tipo de poder. Todo debe de ser ganado.

La magia es un camino personal e iniciático tradicional, así mismo un despertar espiritual y mágico, llegando con el tiempo a cierto tipo de informaciones y secretos vetados a la gente sin preparación o con fines egoístas. Llegaremos así a la verdadera iniciación y alcanzar la iluminación espiritual y cósmico con nuestro creador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *