Vidente Real

Vidente real

Es importante que conozcas cuáles son las cosas que hacen los buenos videntes verdaderos y cuáles no. De esta manera, sabrás si te encuentras frente a un vidente real y si este te ayudará.

¿Cómo saber si una vidente es real?

La videncia, es una forma de adivinar o predecir el futuro a la que muchas personas recurren, en diferentes momentos de su vida. El conocimiento de lo que está por venir, supone una gran ventaja, pues permite que las personas tengan en mente las cosas que llegarán y se preparen para ellas.

Siendo algo tan importante y a veces indispensable para muchos, es normal que existan algunas personas que se hacen pasar por videntes, solo para obtener recompensas económicas. Tienes que tener mucho cuidado con esto y para que no caigas en la trampa de alguien más, mantente atento a las señales que te lo indican.

En primer lugar, si notas que tu vidente hace demasiadas preguntas, tienes que prestar atención. Es común que durante las sesiones de videncia, se hagan algunas preguntas por parte del vidente, pues este probablemente necesite saber algunos aspectos particulares y pequeños, para empezar dicha sesión, pero no te debes confundir.

Un vidente real sin engaños, no hará preguntas que abarquen mucho contenido, tampoco te dirá que le expliques con detalle ciertas partes de tu vida. Estas cosas, le dan ideas a los falsos videntes que les permiten elaborar historias o comunicarte visiones irreales. Por estas razones, no deberías hablar sobre ti de manera muy personal y minuciosa.

Videncia real

Segunda cosa a la que debes estar atento: el tiempo. Los videntes suelen tener tasas o cobran por consultas que tengan determinada duración y es posible que alguno tenga un precio por minuto. Esto significa que si la sesión o la consulta que estás haciendo dura más de lo establecido o se alarga, vas a tener que pagar más.

Un vidente que no sea real, puede intentar incrementar la duración de la sesión de clarividencia o tarotismo, de manera sutil, para que no te fijes y así poder tener más ingresos. La persona que te está atendiendo, tiene que ir directo al grano, porque tú necesitas respuestas y tienes que aclarar situaciones.

Una vidente realmente buena, te hará sentir bien, no te juzgará y tampoco te incomodará a propósito. Este es un punto muy importante, porque lo que menos quieres es estar frente a una persona o hablar con alguien, que te haga sentir mal.

La videncia es una forma de ayudar a otros y con este tipo de prácticas, no se logra el objetivo, por lo menos no correctamente.

Este es otro punto de extrema relevancia: el ayudar a los demás. Las videntes que sí son dedicadas y se preocupan por sus clientes, prestan un servicio de calidad, con miras a mejorar o cambiar la vida de los demás.

Vidente Auténtica: Alejandra Abad

Mi nombre es Alejandra Abad, y realizo consultas al Tarot sobre Amor, Familia, Trabajo, Dinero, Infidelidades… Soy de las Videntes Buenas con el Don de nacimiento. ¿En qué puedo ayudarte?

Ellas entienden que puedes estar pasando por una situación difícil y que necesitas entender la razón de esta y hacer algo para manejarlo de mejor forma. Siendo así, te explicará con calma y será sincera contigo, en caso de que no perciba o no pueda entender algo, te lo dirá sin rodeos.

Ten en cuenta que cada vidente es diferente de otro. Cada uno tiene su propio estilo y ofrece las sesiones como mejor le parezcan, pero si empiezas a notar que incurre en alguna de estas cosas, tienes que pensar muy bien y, si no logra convencerte, tienes la posibilidad de consultar a otro vidente, que sí sea el adecuado para ti.

Vidente real sin engaños ni mentiras

Es muy importante que consultes a videntes verdaderas, no solo porque tienes que evitar los engaños y porque a nadie le gusta que caer en trampas, también porque le estarás dando tu tiempo y tu dinero, ambos muy valiosos,  a una persona que no te dará beneficios.

Una de las cosas más importantes de las sesiones de videncia, es que te ayuden a entender, a aclarar y a cambiar algunas cosas, para mejorar las situaciones que se te presentan o se te van a presentar.

Una consulta de videncia falsa, te dará como resultado una serie de datos y explicaciones que no se basan en tu vida, en lo que transmites ni en lo que realmente te va a pasar. Como consecuencia, no recibirás la ayuda que necesitas y puedes aplicar cosas en tu vida, que no son necesarias.

Una sesión de videncia, puede hacer que las personas cambien muchos aspectos de su día a día, pueden dejar de hacer ciertas actividades o empezar unas nuevas. Por eso, información que no trate tus asuntos directamente, no te servirá y puede hacer que hagas cosas que no te convienen o que dejes de hacer las que sí te gustan y necesitas.

La videncia tiene que ser una manera de que la gente reciba ayuda real, ayuda que sí le convenga e información que se base en las energías que transmiten y su futuro. Si ves que durante tu sesión de videncia, surgen algunas señales que te indican que debes tener cuidado, puedes tomar una decisión, sin problemas.

Vidente real sin gabinete

La videncia por teléfono, es una de las formas de videncia que más se usan. Poder llamar a un vidente o tarotista, tiene muchas ventajas, entre ellas, que no tienes que ir a un sitio específico para poder tener tu consulta. Puedes hacerla desde el sitio donde te encuentres, no importa si el vidente está cerca o lejos.

Esto también te da otra posibilidad y es que aumenta la cantidad de videntes que puedes consultar, no solo en tu región, también en otras zonas de todo el país.

Cuando consultas a un vidente por teléfono, es mejor que busques a un vidente real sin gabinete. En muchos casos, los gabinetes cuentan con varias personas que atienden teléfonos y se hacen para por expertos, cuando en realidad, no saben nada.

Lo mejor es que encuentres a un vidente real que atienda personalmente. Esos suelen ser los que más empeño ponen a esta tarea de adivinar el futuro e interpretar visiones. De igual manera, mantente atento al tipo de conversación, las preguntas y el tiempo, para que te asegures de estar hablando con un vidente real por teléfono.

La videncia puede ayudar a muchos, pero para que lo haga, en necesario que hables con un verdadero profesional. ¡Búscalo y escucha lo que tiene que decir!